Entrevista a Ana León,                asesora en CENTURY 21 Sunset

Entrevista a Ana León, asesora en CENTURY 21 Sunset

< ALCALANERA PROFETA EN SU TIERRA >

“El mayor valor de un asesor es ser buena persona”

“Tú atraes lo que eres”

  • ¿Cuánto tiempo llevas en la marca CENTURY 21?

Desde enero de 2017 es cuando realmente empecé atrabajar, previamente tuve unos meses de formación. Casi 3 años podríamos decir que llevo en este sector y desarrollando mi carrera profesional como asesora inmobiliaria.

Trabajé muchos años en una constructora donde llevaba la dirección de obra. Luego aproveché y me fui a Inglaterra a estudiar en un margen de cuatro meses, ya que por la crisis de 2008 había cerrado la empresa. Después empecé en el sector comercial, primero en un complejo deportivo y más adelante estuve 1 año trabajando en convenio con el Cabildo en el área de Turismo. Siempre de cara al público, me encanta trabajar con personas.

  • ¿Como ha sido la experiencia en la oficina de CENTURY 21 Sunset desde que llegaste?

La oficina CENTURY 21 Sunset tiene totalmente toda mi gratitud, ya que yo no conocía el sector inmobiliario. Es verdad que, al venir de la construcción y el sector comercial, había desarrollado ya ciertas cualidades, además de que todos nacemos con ellas desde la cuna. Creo que eso es un punto clave: desarrollar lo que se te da.

Sunset me ha dado todas las herramientas, todo el apoyo de logística y emocional, para llegar a ser lo que soy hoy día. Desde mi punto de vista, la experiencia ha ido en aumento y mis expectativas se han ido cumpliendo con creces.

  • ¿Qué es lo que más te gusta de tu actividad profesional?

Primero, que estoy enamoradísima de la profesión. Es verdad que en los inicios tuve mis dudas porque creo que (y todos los asesores inmobiliarios estarán de acuerdo conmigo) es una profesión de muchos altibajos emocionales e incertidumbre. Es verdad que a mí me gusta el riesgo y la aventura -soy Aries- y no me gusta nada la monotonía y justamente es lo que siempre he buscado. He sido inquieta desde pequeña.

Antes de entrar, de hecho, me cogí 6 meses sabáticos. Dejé el puesto de trabajo que tenía porque tenía un techo en la cabeza y no podía desarrollarme ni como profesional ni como persona. Y decidí irme, aunque tenía un trabajo fijo y unos compañeros estupendos y buen ambiente. Pero tomé la decisión tras la muerte de mi tío con 50 años y de forma drástica, lo cual me hizo ver la vida de otra manera. Empecé a reflexionar en esos meses, a encontrarme a mí misma, a reinventarme y ver lo que realmente me hacía feliz. Y es el trabajo con personas y crear proyectos en común, incluso con muchas tengo lazos de amistad.

  • ¿Cuáles son tus funciones en la agencia?

Un asesor inmobiliario, lo primero que tiene que hacer es ser feliz como cualquier persona, te dediques a lo que te dediques. Y es muy importante tener una planificación: semanal, mensual, semestral y anual. Así divido yo mi trabajo. Es verdad que tengo un volumen de trabajo que a veces tengo que usar la improvisación, pero cuando no tengo visitas, firma de arras o notaría, lo dedico a las relaciones públicas. O lo dedico a formarme o a estar en la calle con el cliente mano a mano, dándome a conocer.

Al final somos marketing y cada asesor personaliza su marca. Tenemos la gran suerte de pertenecer a esta marca que es CENTURY 21 y es la que nos respalda, pero después yo vendo mi marca personal que es «Ana León».

El relacionarme, el ganarme la confianza del cliente, que la gente sepa a lo que me dedico es algo que hago, aparte de todas mis funciones: primeras visitas, plan de marketing, presentar valoración, reportaje fotográfico y luego ya viene el comprador.

Estoy muy posicionada desde Playa San Juan hasta Los Gigantes y vivo en Alcalá. Puedo decir que soy profeta en mi tierra y he invertido mucho dinero en mi marca personal. He hecho mucho marketing, posicionamiento; he patrocinado dos años consecutivos la fiesta de mi pueblo y ahora estoy en la luna trasera de un taxi, pendiente de firmar contrato con otro taxista. Hago flyers y videos de comercios, que fueron mis primeros pasos para el posicionamiento. Una herramienta que te da Sunset es que te permite tener un camarógrafo. En el staff tenemos dos fotógrafos. Próximamente quiero ponerme también en una valla publicitaria de Los Gigantes.

“ALCALANERA ORGULLOSA DE SUS RAÍCES”

  • ¿Cuáles son tus objetivos profesionales para 2020?

Lo que deseo y espero es seguir en la misma línea de trabajo, porque no cambiaría algo que ya funciona, pero sí potenciarlo. Como mis acciones de marketing han ido funcionando, voy a invertir un poco más en ello. Seguir siendo feliz, formándome en la oficina, estudiar las tendencias del mercado, enviar informes estadísticos, etc. No pasa una semana que no esté en contacto con mis clientes vendedores con los que estoy trabajando.

Soy un perfil de asesora que he optado porque me busquen a mí, por eso el tema de las vallas publicitarias. No tengo Facebook profesional porque me encanta ser yo misma, esté donde esté y esté con quien esté. Tampoco es que me exhiba mucho a nivel personal en mi Facebook, entonces me gusta cómo lo uso y me funciona. He invertido mucho en vender mi marca para que el cliente me busque. Estudié Publicidad y Marketing y Administración y Finanzas. El marketing siempre tiene que ser personal y estar a la vanguardia, actualizada y hacer un recordatorio para que no se olviden de ti.

  • ¿Cuáles son tus objetivos personales para 2020?

Seguir siendo buena persona, viajar, conociéndome como persona y conseguir la mejor versión de mí misma a nivel personal y profesional. Reinventarme cada vez que lo necesite. Pienso que las etiquetas son malísimas.  Este trabajo, siempre se lo he dicho a Cristina, para mí ha sido un espejo enorme donde yo he visto tanto lo bueno de mí como lo malo. Entonces, ¿qué he decidido? Lo malo mejorarlo, como mi impulsividad y mi carácter. Soy muy defensora de las injusticias, tenía que haber sido abogada… (se ríe).

  • ¿Cuál ha sido tu progreso personal y profesional en estos 3 años?

Como profesional he perdido miedos, soy más segura. Lo más importante es que no he perdido la actitud sino al contrario, que tengo más ganas. Soy más profesional, tengo más conocimientos de todo tipo y creo que he ido en progreso no sólo a nivel de facturación sino también a nivel personal y profesional. Me he perfilado y la gráfica ha ido en ascendente. Le digo a mis compañeros que, si ahora no les funciona lo que hacen, que intenten buscar otras vías de solución.

  • ¿Qué consejos le darías a un asesor que acaba de comenzar? ¿Qué cualidades debe potenciar?

Primero le diría que esto no es un spring sino una carrera de fondo. Que aproveche, que uno se hace grande cuando vive en abundancia y no en escasez. Que se apoye en los referentes que tenga en su oficina o en la marca y que tenga paciencia. Que vaya sembrando, pues recogerá los frutos siguiendo el método de CENTURY 21 y aprovechando las herramientas y el apoyo humano que la oficina pone a su disposición.

Y, sobre todo, que sea feliz y potencie sus cualidades. Cada día que amanece es una oportunidad diferente y, aunque el día esté todo gris, hay algo en ese día del que hay que aprender. Tampoco tomarsenada como personal, pues después de muchos “no” vendrá un “sí”. Y el “no” ya se tiene de entrada.

La oficina y la marca te dan muchísimas herramientas para superar cualquier objeción que se suele encontrar sobre todo al principio. Y la estabilidad emocional personal es muy importante, que luego se extrapolará a la profesión.

  •  ¿Qué aporta el sistema CENTURY 21 a los asesores?

Es una marca mundial que, aparte de las inversiones que uno pueda hacer como marca personal, es un respaldo que engloba los equipos. Es un sistema que tiene un gran número de oficinas y asesores en todo el mundo,y que estamos dentro de la bolsa inmobiliaria MLS, donde al final el cliente vendedor no está firmando una exclusiva sino una multiexclusiva.

Y luego todas las campañas publicitarias que hace la marca y la formación que te da desde el principio con el Create21. Al darnos la misma formación a todos, eso es una garantía para el asesor de CENTURY21, el trabajar todos de la misma manera y bajo los mismos valores de la marca.

  •  ¿Qué premios has logrado con la marca CENTURY 21?

En 2 años consecutivos me he mantenido y he obtenido el premio Esmeralda. Es verdad que mi primer año fue con muchos altibajos,porque en mis primeros dos meses capté 30 propiedades en cartera, pero empecé a vender al cuarto o quinto mes. Y luego ya me vinieron todas seguidas. El segundo año fue un poco mejor.

A nivel personal tuve un altibajo bastante grande, que fue la enfermedad de un familiar, pero me mantuve. Y este año empezó buenísimo, quedé segunda en Canarias en facturación y cuarta en transacciones. Este año mi facturación ha crecido, mi planificación ha sido mejor y he ido creciendo, así que espero como mínimo el premio Esmeralda, a ver cómo cerramos el año…

  •  ¿Cómo llevas el trabajo en equipo al ser una persona tan independiente?

Trabajar en equipo es estupendo. Cuando yo llegué mi máximo referente ha sido Yapci Santos, que a día de hoy somos amigos y es como mi hermano. Gran profesional y gran persona. Estoy muy agradecida con él y también con la gerente de la oficina, Cristina Sebastián, que me dio la oportunidad de entrar a este mundo profesional.

A pesar de ser un espíritu libre en todos los aspectos de mi vida, me gusta trabajar en equipo y nutrirme de la experiencia que otros asesores me pueden ofrecer para aplicarlo a mi carrera profesional. Pero también soy una mariposita que me gusta compartir y absorber conocimientos de los referentes y la gente que me llama la atención. Me atrae más la mente de una persona que su físico.

  •  Cuéntanos alguna anécdota. 

Durante estos 3 años he tenido varias, pero me gustaría compartir la siguiente:

Se trata una chica que no me conocía y llegó a mí porque tenía una situación personal bastante complicada. Llevaba 1 año intentando vender la propiedad con otra inmobiliaria y tenía que venderla en cuatro meses. Estaba tomándose un café en Alcalá y una chica le dijo: “háblate con Ana” porque creo que es la persona indicada para ti.

Tuvimos una primera entrevista, fuimos a ver la propiedad y luego nos reunimos en la oficina, le hice el plan de marketing y le valoré la propiedad sin saber en cuánto se la estaba vendiendo la otra inmobiliaria. La sorpresa para mi clienta es que se la valoré en 6.000 euros más. Ella no quería firmar exclusiva y le dije que estaba en todo su derecho. Le dije que lo pensara. Eso fue un viernes y el lunes me llama que iba a trabajar conmigo, firmamos el mandato de confianza y en tres meses estábamos en notaría en precio (esto fue en junio de este año). Ella se emocionó muchísimo y hoy día somos amigas, está muy agradecida y me ha recomendado. Por referidos de ella he captado tres o cuatro propiedades más. Es muy bonita la historia de ella y mi satisfacción personal fue inmensa.

Please follow and like us: